• un día

El legado de ASOBÍLCA

Por: Sebastián Mejía y Ana Sofía Vélez




Esta semana se celebró la edición 27 del Modelo ONU, ASOBILCA, uno de los más antiguos e importantes de la ciudad de Cali. En el modelo participaron aproximadamente 500 estudiantes de los colegios de ASOBILCA y de otros colegios invitados. Este se llevó a cabo desde la virtualidad, con los debates por zoom.


El modelo preservó las características que habitualmente tienen estos eventos, los participantes asumieron un rol dentro de sus delegaciones, ya sea el de un país o el de un personaje importante. Los delegados debatieron desde la postura de su delegación y buscaron encontrar soluciones a problemáticas importantes. Las delegaciones hicieron parte de una de las comisiones de las Naciones Unidas, el modelo en sí es una simulación de los debates que se llevan a cabo allí. El idioma oficial en las comisiones fue el español, el único equipo que varió en este ámbito fue DISEC, cuyas reuniones se desarrollaron en inglés.


Cada una de las comisiones, aproximadamente 17, funcionaron en torno a temas de debate que son únicos para la comisión, y en cada una se plantearon resoluciones para los problemas establecidos en las temáticas. Cada comisión trató de resolver un problema real en el mundo, o en el caso de las comisiones históricas, problemas ocurridos en el pasado. Esto llevó a que los estudiantes se informaran sobre la situación real mundial y, a partir de ello, encontraran soluciones diplomáticas a problemas importantes.


Una particularidad del modelo ASOBILCA, es que se debaten asuntos de Cali y de Colombia, en comisiones como la Comisión Cali, el Senado Colombiano y Colombia Histórica. Al participar en estas, los delegados tienen la oportunidad de no solo conocer problemáticas globales sino también lo que ocurre en su propio país y hasta en su ciudad, por lo que se pueden familiarizar con su entorno y convertirse en ciudadanos informados y conscientes, que algún día pueden llegar a resolver estos problemas en la vida real.


Es importante reconocer que en el modelo, los delegados enfrentarán ciertos retos, tienen que debatir contra personas que proponen soluciones diferentes a las suyas y deben encontrar una forma de escuchar al otro y poder llegar a un acuerdo. Además, en ASOBILCA existen las Crisis, que en los Modelos de Naciones Unidas ocurren cuando los presidentes y los encargados de la Crisis presentan una situación que ocurre en el contexto del debate y da un giro la discusión. Por ejemplo, si los delegados están llegando a un acuerdo muy rápido sobre un tema, el Comité de Crisis se encarga de presentar ciertas situaciones que lleven a que el debate continúe. Además de esto, hay una comisión que es únicamente dedicada a la Crisis, y lleva su nombre. Para este debate, los delegados investigan a fondo sobre su delegación, y se les dan los temas al llegar al modelo, por lo que tienen poco tiempo para prepararse. Esta modalidad reta a los delegados y los presiona a encontrar soluciones rápidas a las problemáticas, además deben mostrar un amplio conocimiento de su delegación.


Este Modelo ONU de ASOBILCA que se acaba de realizar, fue una gran oportunidad para que los delegados pudieran aprender sobre su país y sobre el mundo. Además, pudieron ser propositivos encontrando soluciones diplomáticas a los problemas que enfrentaron. Al ser un modelo tan grande, con tantas personas involucradas, y en medio de la virtualidad, debemos exaltar el trabajo de quienes lo hicieron posible; es necesario reconocer su compromiso frente a la investigación y su capacidad para debatir como delegados. Todos los integrantes de ONU ASOBILCA aportan con sus acciones en la construcción de un mejor país y un mejor mundo en el que habitar.


25 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo