top of page
  • un día

La conexión del arte con el mundo

Sofía Ramírez e Isabela Mejía




Desde el pasado lunes 28 de noviembre, el profesor de arte del colegio Bolívar, Iván Darío Duque está exhibiendo en la biblioteca Martín Felton las obras de arte más significativas de su vida. La vinculación con el arte del profesor Iván empezó hace 50 años, cuando en su niñez pudo visitar una Bienal que Coltejer presentaba en Medellín. Desde ese momento Duque sintió la conexión con el arte y empezó a reflexionar acerca de la influencia, los procesos, la plenitud y la motivación del artista. El profesor expresa que el objetivo de esta exhibición es proyectar la generosidad que mueve y guía al artista, este dar a los demás. Además, menciona cómo el arte lo ha llevado a estar más conectado con el mundo que lo rodea y que esto es algo que sintió más profundamente al trabajar en las obras expuestas.




La exposición se divide en tres proyectos principales (cada uno con más de una obra): “La comunidad de los verraquillos”, “Homoplanetas” y “La contigüidad de la ilusión”. “Homoplanetas” fue un proyecto creado entre 1987 y 1993 que buscó reflejar un todo en una sola unidad. Estas obras conforman una analogía de la tierra, el aire, el planeta que se combinan con el péndulo, el arco, la oscilación, la gravedad y el temple, reflejadas a través de artefactos, construcciones y esculturas hechas a partir de material reciclado. El proyecto para el profesor Iván es muy significativo porque refleja el dolor, tensión y violencia vivido en los años 90 por la presencia de las guerras y el narcotráfico en Colombia. Según el mismo Iván, estas obras del proyecto “Homoplanetas” son una conexión entre lo perceptivo y lo sensible, porque al verse afectado directamente por la situación del país, a través de metáforas logró transmitir su percepción del mundo en ese momento.



El proyecto “La comunidad de los verraquillos” le sirvió al artista y profesor para encontrar ese balance entre su vida artística y su vida como maestro. Estas obras fueron desarrolladas entre 1998 y 2015, una época difícil para Iván en lo espiritual y en lo social. A través de ellas, a través de la madera, las aglomeraciones y las formas, el artista quiso reflejar esta incoherencia entre la figura y el ego del maestro, con la actitud de juego, de volver a ser un niño. En las propias palabras de Duque, “humor que detonaba el ego y los dogmas, del que sabe y cree en algo, y se empeña en enseñar o comprender de la forma que sabe y no de la forma que crea”.



Para finalizar esta reseña, el proyecto “La contigüidad de ilusión” creado entre 2019 y 2022, refleja este vivir entre la presencia y la ausencia de cosas, y esta reflexión de Iván sobre la creación de empatía y resonancia replanteando lo literal y metafórico a través de objetos cóncavos, reflejantes, rotos y vacíos. La pregunta que movió la creación de estas obras fue “¿qué es lo que estamos viviendo al pararnos cada vez más cerca de las ilusiones?”. Estas obras buscan hacer tangibles las ilusiones y mostrar la violencia y decadencia en la que la sociedad y el mundo se encuentran sumergidas en la actualidad. En las propias palabras de Iván, estas obras son creadas “con órganos que devuelven la imagen, la voz y el pensamiento que lo provoca, trato de acicatear la necesidad de la acción y el movimiento, invocación de tiempo y conciencia de la percepción”.


La exposición es una posibilidad de ingresar a un mundo que se podría definir como desconectado del mundo. Sin embargo, si se analiza profundamente es en realidad una oportunidad para perderse en las obras y adentrarse y conectarse mucho más con el mundo, con esa realidad que ya de por sí es abstracta y por eso las obras de la exhibición son la perfecta oportunidad para entenderla mejor. El nivel de detalle de cada una de las piezas artísticas son dignas de mención y de admiración, al igual que el simbolismo que se puede observar en cada una de ellas. Es evidente que cada una de las obras de los diversos proyectos, reflejan pensamientos, sentimientos tan profundos que expresan “algo” que es incluso difícil expresar con las palabras, “algo” que solo se siente. Es por esto, que se invita a la comunidad Bolívar a visitar y disfrutar de la exposición que se encuentra en la biblioteca, mediante ella podrán comprender no solo lo que Iván Duque buscó proyectar en sus obras, también podrán reflexionar sobre la propia vida y la realidad.


6 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page