• Camila Gómez

La verdad detrás de la mujer musulmana

Actualizado: 28 sept 2021

Camila Gómez




¿Qué tanto sabemos acerca de la religión islámica? Conocemos el hiyab y algunas de las restricciones que tienen las mujeres, pero ¿a qué se deben estas restricciones? Es importante señalar que la religión de los musulmanes es el Islam, su dios es Alá, su profeta Mahoma y el Corán es su libro sagrado.


En esta comunidad la mujer es vista como un ser inferior al hombre. El Corán claramente dice “Temed a vuestro Señor quien os ha creado a partir de un solo ser, del que creó a su esposa e hizo descender de ambos muchos hombres y mujeres”. Vemos aquí cómo la mujer, según el Corán y de la mano de Dios, es creada a partir del hombre, por ende tiene desde el principio un papel secundario a él. Es por esto que las mujeres en la religión islámica tienen una cantidad de restricciones que no aplican para el hombre.


Partamos de que una mujer en esta sociedad no es reconocida como una persona jurídica plena. Lo que significa que es dejada como una rehén de los caprichos y las buenas intenciones de sus familiares masculinos. Legalmente, no está en posición de tomar decisiones de forma independiente. Gracias a esto, debe tener un permiso de su esposo o algún hombre en la casa para salir, y el hombre la debe acompañar en todo momento. Cabe aclarar que ninguna mujer tiene permitido manejar vehículos, ni obtener licencia de conducción. Aquellas que no cumplan con la regla deben pagar una multa de 80 dólares.


En cuanto al rol de la mujer en comparación al hombre, es bastante desigual. Volviendo al Corán, aunque este libro haya establecido que las mujeres y hombres son iguales, en 4:34 dice que

​"Los hombres son los protectores y proveedores de las mujeres, porque Alá ha hecho que uno de ellos supere al otro, y porque gastan de sus bienes. Por lo tanto las mujeres correctas son devotamente obedientes y recogidas en ausencia de su esposo que es lo que Alá les exige".

Este versículo se refiere a las relaciones entre el marido y su esposa, y no en el contexto general de la sociedad. Pero ni el Corán ni el Hadith mencionan que las mujeres deban ser amas de casa. Sin embargo, en la mayoría de países musulmanes, las mujeres poseen restricciones y reglas en cuanto al casamiento, divorcio, su vestimenta, derechos civiles, estatus legal, códigos de vestimenta y educación, basados en distintas interpretaciones. En cuanto al aspecto de la vestimenta, el islam establece la importancia de la limpieza y la vestimenta hermosa de la mujer, pero no con el proposito de atraer extraños sexualmente. Aunque no lo crean, el islam establece algo hermoso y muy cierto sobre la vestimenta de la mujer.


“Las mujeres hermosas en el islam no son reconocidas necesariamente por su belleza externa, sino por sus logros”.

Las mujeres de esta sociedad se destacan por ser grandes académicas, empresarias, inteligentes, devotas de Dios y trabajadoras en pro del bien público. Es por ello que estas, en la mayoría de los casos, eligen usar el hiyab y cubrir su cuerpo para ser reconocidas por lo que tienen en su corazón y cabeza, no por lo que muestran. Sin embargo, muchas sí son obligadas a usarlo.

En cuanto al casamiento y al divorcio, el Corán establece que el amor entre las mujeres y hombres es un digno de Dios. Por lo tanto, los esposos deben ser buenos con sus esposas y las esposas ser buenas con sus esposos. Dicho esto, el Corán les permite a los hombres golpear a sus esposas si sospechan de alguna infidelidad; incluso, en algunos fragmentos del Corán se menciona que se les debe castigar de manera liviana. Sin embargo, el término “liviano” es relativo, el debate acerca de hasta dónde un castigo es o no “liviano” está abierto. Además, entre los musulmanes está estipulado que los hombres tienen el derecho de usar el cuerpo de su mujer como una posesión, tomándolo cómo y cuándo lo desee sin el consentimiento de ella. Por último y un tanto irónico, el Corán incentiva la discusión y el acuerdo mutuo en las decisiones familiares aunque la decisión del hombre es la definitiva.



14 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo