• un día

Si no estás conmigo, estás contra mí

 Por. Phillip Grill, 11°


Hace alrededor de un año, La Corte Suprema de Justicia llamó al expresidente, y actual senador, Álvaro Uribe Vélez a una indagatoria. En ese momento se creía que habían pruebas que lo acusaban de haber manipulado testigos para que no surgiera información acerca de su relación con grupos paramilitares. 


Este caso no ha avanzado mucho, pues un año después de la citación, esta no se ha llevado a cabo y todavía no hay una fecha definitiva para la misma. Sabemos que en nuestro país existen muchas opiniones respecto a este tema, es frecuente encontrar posiciones completamente opuestas; y el Colegio Bolívar no es la excepción, por ello quisimos escuchar la opinión de algunos de nuestros compañeros de High school. Said Nassreddine-Taha, estudiante de 11° afirma que Uribe “No hizo nada bien en su gobierno”.


Nuestro compañero hace duras críticas al expresidente diciendo que, “debería tener la sentencia máxima permitida por el gobierno colombiano por todos sus crímenes”. También se refiere al expresidente como ladrón, corrupto, y oportunista. De otro lado, hay opiniones a favor del actual senador. Es el caso de Simón Arcila, también estudiante de 11°, quien expresa que el gobierno de Uribe fue “perfecto y sin ninguna falla. Hizo crecer al país en un 6% económicamente y tenía todos los negocios por las nubes”. Los dos estudiantes  debatieron con argumentos pero no llegaron a alguna idea en común. 


Acerca del caso de los testigos, el estudiante Nassreddine-Taha  expresó que “Uribe debe pagar una pena porque, aunque no hayan pruebas, las condiciones de muerte de los testigos son muy coincidenciales como para que no haya conexión entre el senador y las víctimas. Si el gobierno sigue presionando e investigando el caso, las pruebas saldrán fácilmente”. Por su parte, Arcila argumenta que “el caso está basado en puras falsedades. Este fue creado por izquierdistas y terroristas para manchar su nombre y no tener a la única persona que sí da su opinión en Colombia”. Además dijo que le daba mucha tristeza que Uribe hiciera lo mejor para el país y que lo único que la gente quiere es que esté preso. 


Nassreddine-Taha y Arcila son un ejemplo de la polarización actual en Colombia. La polarización política es un proceso que refleja cómo la opinión pública se divide en dos extremos opuestos. Sin embargo, cada quien en su intención de defender su posición suele atacar a los contrarios apelando a sentimientos, amores, odios, deseos y miedos, aunque muchas veces sin argumentos sólidos. En este momento es muy importante que las personas aprendan a debatir sin atacar a otros seres humanos y, en vez de ello, intentando convencer a otros de la validez de sus ideas; además, necesitamos aceptar pensamientos opuestos a los nuestros para dejar de ver como enemigos a quienes no comparten nuestra ideología. Eso ayudaría a mejorar nuestro país.

Lo expresado en estos artículos corresponde a la opinión de sus autores, estudiantes de la electiva de Periodismo; no corresponde a una postura institucional.

© 2018 by CBPeriodismo.

  • Black Instagram Icon