• un día

Simón Arcila y Said Nasreddine

Por: José Luis Salinas Vargas, Paula Puerto, 12°




P.P: ¿Me pueden dar su nombre y un poco de su relación y su historia con el colegio?


S.A: Hola! Mi nombre es Simón Arcila y siento que siempre he sido fiel representante del colegio y sus valores. El año pasado fui representante de once, he estado en ONU desde 6to y hasta llegue a competir en un modelo internacional en Nueva York por mis extensas capacidades de investigación, debate y elocuencia. El colegio es una gran parte de mi corazón y siempre voy a querer hacer lo mejor por él. Ya sabemos que es el mejor colegio de Cali, lo único que nos queda por hacer es explotar más su potencial para que se destaque no solo en Colombia, como ya lo hace, sino en el resto del mundo.


S.N: Hola! Yo soy Said Nasreddine Taha, he estado en el colegio desde K4 y siempre le he tenido muchísimo aprecio. Él me ha dado un hogar, una educación inigualable y amistades que me durarán para siempre. Quiero mucho a nuestro colegio y quiero tener la oportunidad de hacer algo por y para él.


J.S: Perfecto. ¿Ustedes me podrían definir lo que es un personero y su función?


S.A: Un personero es alguien que se encarga de promover los deberes y los derechos de los estudiantes, consagrados en la Constitución Política y en el Manual de Convivencia. Un personero debe ser el puente entre profesores y alumnos, debe encargarse de que estas relaciones sean positivas y obviamente amplificar la voz de los estudiantes que requieran de una para realizar un cambio también en el colegio.


S.N: En adición a lo que dijo Simón me gustaría resaltar que el personero tiene el deber de aportar ideas para prevenir posibles abusos de los miembros de la comunidad educativa con el visto bueno del director de nuestra institución, así que siempre estaremos supervisando, apoyando y motivando a los estudiantes. Nuestro trabajo no es independiente, es netamente colaborativo, por eso los necesitamos a ustedes.



P.P: ¿Con qué palabra se describirían y por qué?


S.A: Gente. Yo me describiría con la palabra “gente”. No me gusta definir por mi mismo lo que soy yo para los demás. Todas las personas han tenido diferentes experiencias conmigo, pero una cosa que me ha definido es mi servicio y mi buena disposición hacia los demás. Soy humano y definirme en una palabra probablemente silenciaría muchos aspectos de mi, así que “gente” verdaderamente responde no solo a mi buen carácter sino a mí multidimensionalidad y complejidad como persona.


S.N: Yo estoy de acuerdo con Simón, sin embargo, si hay algo de lo que estoy seguro es que soy una persona compasiva. Ustedes siempre me van a ver dando mi mejor esfuerzo para ponerme en los zapatos del otro, siempre van a verme siendo empático hacia los demás. Pero la verdad es que desconocemos mucho de los demás, no siempre sabemos lo que pasa en la cabeza del otro, por eso hay veces ponerse en la situación del otro es difícil. Consecuentemente, siempre debemos tratar al otro con el mayor respeto y debemos fomentar este ambiente, de esto me voy a encargar si me escogen de personero.


J.S: ¿Qué acción han tomado actualmente con respecto a sus planes para el colegio como personero?


S.A: Pues nosotros ya nos reunimos con Cucha y acordamos unos planes para que se ejecuten si somos elegidos como personeros. Estos incluyen promociones 2x1 por lo menos una vez al mes, también vamos a reunirnos con el chef de la cafetería y ella nos mandó una lista con los platos menos vendidos para que podamos trabajar en ellos y reemplazar por unas recetas nuevas.


S.N: Adicionalmente, estamos trabajando en la calle del Limoncillo contactando abogados, vecinos y funcionarios de la alcaldía para resolver el arreglo de la calle con rapidez. En el periódico El País se nos prometió un artículo también para darle mayor visibilidad a esta problemática. Este colegio necesita de personeros persistentes para lograr las metas y esos somos Simón y yo. Adicionalmente, trabajamos con diferentes miembros del Center of Educational Outreach de la Universidad de Michigan y llegamos a un nuevo plan para hacer mejor acompañamiento vocacional a los estudiantes Bolívar, con el fin de que salgamos mejor preparados y más conscientes de nosotros mismos al graduarnos del colegio.


J.S: ¿En qué áreas personales sienten que su co-personero tiene falencias y debe mejorar?


S.N: Yo considero que Simón es un gran amigo, de los mejores amigos que uno puede tener. Siempre está preocupado por tu bienestar y te lo hace saber. Sin embargo, siento que a veces tiende a ser muy maquiavélico y se dispone a cumplir sus metas sin importar las consecuencias. No obstante, esto es algo con que yo le ayudo mucho, porque como digo puedo ser hasta demasiado pensativo, en esto nos complementamos.


S.A: Yo pienso igual a Said en que su tendencia a pensar tanto las cosas es tanto una debilidad como una fortaleza. Hay veces cuando Said y yo tenemos una meta, yo puedo ser muy impetuoso y hacer todo lo que tengo que hacer para llegar ahí sin tal vez entender las implicaciones que traen mis acciones. Said piensa todo muchas, muchas veces, entonces me ayuda a entender si tal vez el plan de acción que tengo provisto es el más adecuado. En serio que sí nos complementamos, yo diría que somos la fórmula perfecta.


P.P: ¿Qué cambios sienten que se necesitan en el colegio?


S.A: Queremos mejorar la relación entre estudiantes y directivos. Es frecuente la misconcepción de que los profesores son los enemigos de los estudiantes, cuando la verdad ellos están ahí para apoyarnos, guiarnos y formarnos. Yo fui testigo de esto primero mano. Tuve unos problemas en noveno, que para nadie son un secreto, y fue ahí que me di cuenta que el colegio solo busca ayudarnos. Me di cuenta que es ilógica pensar de otra forma. Sin embargo, este pensamiento frecuenta y tanto estudiantes como profesores contribuyen a esta idea. Por esto, como personero voy a destruir este tipo de paradigmas y yo lo puedo hacer porque personalmente los he vivido.


S.N: Para nosotros también es fundamental mejorar el sentido de pertenencia sobre el colegio, incentivar un sentido de comunidad. Que haya orgullo no solo por pertenecer al Bolívar, sino por tomar parte en una comunidad educativa rica en valores y en seres humanos sumamente valiosos.


J.S: ¿Un último mensaje?


S.A: Cero excusas. Tomen en cuenta cuáles promesas se han realizado sin ningún tipo de fundamentos y cuáles promesas se han realizado con verdadera responsabilidad.


S.N: Nosotros queremos hacer un cambio por el colegio. Estamos listos para hacerlo. Solo necesitamos de su confianza. Voten por nosotros.



36 vistas

Lo expresado en estos artículos corresponde a la opinión de sus autores, estudiantes de la electiva de Periodismo; no corresponde a una postura institucional.

© 2018 by CBPeriodismo.

  • Black Instagram Icon