• un día

¿Y si no te invitan?

Por: María Guzmán, 11º



!Bienvenid@! Si estás leyendo esto y es viernes lo más probable es que no hayas salido y estés acostad@ en tu cama preocupándote porque no te invitaron a esa “fiesta del año”. Todos hemos pasado por eso y nos hemos preocupado igual que tú, pero estoy aquí para darte dos noticias: una buena y una mala. La buena noticia es que todo cambia y la mala es que todo cambia. ¿Tu mejor amiga? Esa a la que le escribes porque tu perro ladró, porque tu mamá te gritó, o simplemente porque la extrañas. Esa de la que no te puedes separar y crees que te conoce mejor que nadie, esa va a cambiar. Lo más probable es que crezcas y te empieces a identificar con alguien más, con un nuevo grupo y ese miedo a que no te incluyan y te quedes sola va a desaparecer porque sabes que ahí perteneces. El miedo al cambio también va desaparecer, hasta vas a querer que todo cambie y, creeme, va a pasar. ¿Acostarte temprano = un castigo? Vas a empezar a anhelar el fin de semana porque quieres dormir todo el día. ¿No hay suficientes mensajes en WhatsApp? Vas a dejar de responderle a todo el mundo y tus únicos chats van a ser de las personas más importantes, que no van a ser más de cinco. ¿Netflix = desparche? Vas a empezar a inventar excusas para poder quedarte viendo esa serie que tanto amas y te la vas a terminar en el transcurso de dos semanas. ¿Salir con tu mamá = rechazada? Tu mamá se va a volver tu consejera y tu mejor amiga. Entonces deja de preocuparte porque no te invitaron a esa fiesta del año porque van a haber más “fiestas del año” que días en el año. Deja de preocuparte porque tus amigas están saliendo sin ti porque van a llegar amigas que se quedarán contigo. ¿Lo bueno y lo malo? Todo cambia.

Lo expresado en estos artículos corresponde a la opinión de sus autores, estudiantes de la electiva de Periodismo; no corresponde a una postura institucional.

© 2018 by CBPeriodismo.

  • Black Instagram Icon