• Juan Diego Abella F., 12°

La bioseguridad en Cali

Miércoles, 3 de febrero de 2021

Aglomeración de ciudadanos en Santiago de Cali


Las aglomeraciones del mes de diciembre provocaron un nuevo pico del Covid-19, en enero se incrementaron los casos de manera exponencial.


Imagen cortesía de elpais.com

La disminución de casos Covid en la ciudad de Cali durante septiembre y octubre del año anterior solo fue un respiro para el personal de salud que trabaja atendiendo delicados pacientes a causa del virus. Sin embargo, en noviembre y diciembre la congestión de compradores en comercio, las reuniones sociales y familiares, y la celebración callejera de los hinchas del América, entre otros eventos, provocaron el torrentoso aumento de los contagios en esta ciudad.

Al final del 2020 la seguridad en términos de salud se vio comprometida por las aglomeraciones que dispararon una correlación de casos, particularmente similar al número de contagios que los entes de salud de Colombia manejaron durante los primeros tres meses de pandemia.


Las autoridades sanitarias de la ciudad afirman que durante las festividades mucha gente no tomó las precauciones necesarias, no un gran número de caleños no siguió las instrucciones de bioseguridad que aparecen a diario en todos los medios de comunicación: “Evita el contacto cercano con personas enfermas. Al estornudar, cúbrete con la parte interna del codo. Si tienes síntomas de resfriado, quédate en casa y usa tapabocas. Limpia y desinfecta los objetos y las superficies que se tocan frecuentemente. Ventila tu casa” (MinSalud 2020).

Entre los eventos que más causaron contacto social en diciembre, está la final del torneo de La Liga DiMayor de 2020. Se dio en dos fechas, tanto el 20 como el 27 de diciembre fueron detonantes para el rompimiento de las medidas de seguridad. Grandes grupos de personas se expusieron a una posibilidad de contagio sin los cuidados como el tapabocas, sin tomar distancia entre uno y otro ciudadano, y hasta compartiendo bebidas en las mismas copas. “Los hinchas usaron harina y espuma para festejar, pero no conservaron medidas de distanciamiento ni usaron tapabocas, pese a los llamados de las autoridades para mantener los protocolos de bioseguridad” (El País 2020).

La celebración de esta victoria deportiva es solo un ejemplo más de irresponsabilidad social, pues durante la navidad las autoridades intervinieron fiestas clandestinas con asistencia masiva. “No cumplían las medidas especiales vigentes para el Distrito, la gente estaba aglomerada, sin el debido distanciamiento, no usaban tapabocas y el establecimiento no cumplía con los procedimientos de bioseguridad” confirmó el subsecretario de Inspección, Vigilancia y Control, Jimmy Dranguet. La discoteca se encuentra ubicada en la sexta, al norte de la ciudad, y aunque fue desarticulada a las 10 de la noche y aún no incumplía la normatividad del toque de queda, el establecimiento se cerró porque el nivel de exposición al contagio era de alto grado” (Gobernación de Cali, 2020).

Este tipo de comportamientos provocó que en las dos primera semanas de enero de 2021 se declarara alerta roja en los hospitales de la ciudad, con ocupaciones de UCIs sobre el 90% y el destacamento de inseguridad frente al hecho de salir o no a la calle. Basado en estas circunstancias, el alcalde Jorge Iván Ospina re-introdujo el pico y cédula y los toques de queda que han logrado controlar los casos en los últimos días, por lo que la iniciativa en este 2021 es no actuar en contra de los protocolos de bioseguridad.





4 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo