• un día

Un respiro para el planeta

Phillip Grill, 11°


Todos estamos pasando por un momento difícil. Todos estamos tristes, cansados y necesitados de ver a nuestros amigos, pareja o familia. Pero realmente, no todo lo relacionado con el virus es malo. A pesar de las 23.800 muertes a nivel mundial, el pánico, la violencia y la cuarentena impuesta por muchos gobiernos, el planeta está teniendo un periodo para sanarse del peor virus de toda la historia: la humanidad.

Ya que la mayoría de la población mundial ha cumplido con las restricciones impuestas por los gobiernos con el fin de prevenir nuevos contagios del Covid-19 (China, Italia, El Reino Unido y más, han impuesto cuarentenas que tienen un rango entre las tres semanas y los dos meses), la polución en todos los países ha disminuido, los canales de Venecia se han aclarado y los animales salvajes han tenido espacios de tiempo mínimos para reproducirse, sin embargo, aún no son cambios drásticos.


En enero 20 de este año, la polución en China lucía de la manera que se presenta en la foto a la izquierda. Y en la de la derecha, se muestra la manera en la que bajó en febrero.

Con tan solo un mes de cuarentena, los cambios en la polución china han ayudado al medio ambiente de una manera que no se había visto desde hace cientos de años. Pero China no es el único lugar donde se han visto cambios con respecto a la naturaleza biológica del planeta. En Venecia la cuarentena ya ha estado impuesta por más de tres semanas y se han visto los cambios en los canales desde el primer día. Muchos especímenes de vida salvaje se han visto rondando por los canales desde que empezó la pandemia. Los cisnes volvieron a aparecer en las aguas italianas de Venecia después de que no lo habían hecho por bastante tiempo. Los peces volvieron a ser visibles debido a la baja contaminación que hay en el agua, ya que ahora se puede ver cristalina y casi que sin plásticos, metales, etc. Y finalmente, los delfines volvieron a hacer parte del panorama en Italia. Se han visto varias veces rondando estas aguas ya que no hay peligro para ellos ni para sus crías. En la siguiente foto se puede ver un antes y un después de la manera en la que la pandemia afectó los canales de Venecia.




Finalmente, no es secreto que los chinos cazan animales salvajes para disfrutarlos en sus platos diarios o en medicinas tradicionales. De hecho, se afirma que estas prácticas dieron inicio al brote del Covid-19. Pero los efectos de la enfermedad en la humanidad podrían significar una oportunidad para los animales silvestres de China. Los pangolines han tenido una demanda insostenible que casi los ha extinguido en China, y los ha vuelto el animal más cazado en otras partes del mundo. Pero también el cuerno de rinoceronte, para la misma práctica, ha sido un peligro para esta especie.


En conclusión, el brote de la pandemia de Covid-19 ha sido una catástrofe para la humanidad. Ha causado tristeza, desesperación, violencia y más. Pero para el planeta, esto ha sido una sesión de pausa en todo lo malo que le hemos causado como especie. Todos estos impactos que han ayudado a las diversas especies a tener un “respiro” de nuestras prácticas dañinas nos deberían mostrar que debemos tomar conciencia con cada una de nuestras acciones. Nos muestra que no podemos seguir dañando al planeta para nuestro beneficio. Nos muestra que, realmente, la pandemia mundial no es el Covid-19, somos nosotros.



  • Black Instagram Icon

© 2018 by TribuWeb.

  • Black Instagram Icon